Noticias, Convocatorias y Concursos

La Secretaria General de la OISS participó en la Sesión de la Comisión Asesora Presidencial sobre el Sistema de Pensiones de Chile

La cual tuvo lugar el pasado 30 de julio en Santiago de Chile

05/08/2014

La Secretaria General de la Organización Iberoamericana de Seguridad Social, Gina Magnolia Riaño Barón, intervino en la Audiencia Pública No. 54 de la Comisión Asesora Presidencial sobre el Sistema de Pensiones de Chile, en la que se refirió a la equidad de género en los sistemas de Seguridad Social en Iberoamérica y en donde efectuó una amplia mención al sistema previsional chileno desde la perspectiva de género.

En su presentación la Secretaria General de la OISS se refirió a las desigualdades en la Seguridad Social: pensiones, salud prevención de riesgos laborales, servicios sociales, entre otros. Hizo hincapié especialmente en las pensiones, efectuó un análisis del mercado de trabajo, explicando la vinculación entre el trabajo formal y la protección de los sistemas contributivos, la relación directa entre la intensidad de las cotizaciones aportadas y las prestaciones y puso de relieve que los Sistemas de protección trasladan a la vida pasiva las discriminaciones sufridas por las trabajadoras en su vida activa en el mercado de trabajo.

Dijo que hay menor tasa de participación en actividad (27.5 puntos de diferencia entre hombres y mujeres en Chile); mayor tasa de desempleo (1.3 puntos superior a la de los hombres en Chile y 4.8 puntos superior en el caso de las jóvenes) y menor tasa global de empleo (25.5 puntos de diferencia en Chile).

Puntualizó que hay mayor participación en empleos a tiempo parcial (13.7 puntos de diferencia entre hombres y mujeres en Chile), menor número de mujeres empleadoras (5.6% del empleo masculino en Chile, frente al 2.5% del femenino) y mayor número de trabajadoras familiares no asalariadas. Mencionó la brecha salarial entre mujeres y hombres (En Chile el salario medio de las mujeres es el 80% del salario medio de los hombres), se refirió a la segregación horizontal del mercado de trabajo y a la segregación vertical del mercado de trabajo.

Propuso fomentar la inserción laboral de las mayores de 60 años, manifestó que: “los menores salarios de las mujeres derivan en menor densidad de cotización y al final una menor cuantía en su pensión”, aludió a los programas de transferencias condicionadas y la igualdad de género. Además, entre otros planteamientos, puso de relieve el establecimiento de tablas de mortalidad únicas para ambos sexos, puesto que se están aplicando tablas de mortalidad entre géneros, siendo que en el mercado laboral “las mujeres duran más que los hombres, por lo que se debe aplicar la misma tabla de mortalidad porque de lo contrario, habrá un espacio de la vida de las mujeres adultas mayores en que no tendrán protección”.

Así mismo, se refirió al esquema de múltiples pilares y al piso de protección social, se necesita avanzar hacia el establecimiento de un nivel mínimo de protección individual que resulte digno, independientemente de la historia laboral, la edad de jubilación, o los lazos familiares. Del mismo modo, comentó el fenómeno de la feminización de la vejez, en donde la mayoría de mujeres vive con recursos reducidos, que no son pensiones propiamente dichas, sino pensiones derivadas.

Explicó la importancia de abordar ya los desafíos de futuro, como la conciliación y cuidados, puesto que las mujeres son las que ejercen la función de cuidadoras, tanto de mayores como de niños, reduciendo considerablemente los tiempos de cotización; por lo que apremia fomentar el reparto de tareas domésticas y de cuidados en el hogar ; desarrollar servicios públicos de atención a personas en situación de dependencia y menores en edad pre-escolar; fomentar la conciliación de la vida laboral y familiar tanto para hombres como para mujeres y reforzar la protección de la maternidad.

Mencionó la necesidad de establecer ventajas fiscales, la puesta en marcha de prestaciones familiares como el permiso de paternidad retribuido, las medidas legales como facultad para actuar de oficio a los órganos nacionales de promoción de la igualdad, la inversión de la carga de la prueba en las denuncias por discriminación, o mecanismos alternativos para la resolución de conflictos, etc.; promover modalidades de trabajo más flexibles; salarios mínimos, igualdad salarial y de remuneración; incluir planes de igualdad en las empresas y administraciones públicas; promover la diversificación profesional de las mujeres.

Igualmente se refirió al tema de incrementar la cobertura como Estrategias ex ante:
- Incorporación paulatina a los sistemas de seguridad social de todos los colectivos de trabajadores
- Subsidios al ahorro previsional en el mercado de trabajo
- Fiscalización del mercado de trabajo
- Mayor información y educación previsional a la ciudadanía
- Programas de cotizaciones compartidas

Y a incrementar la cobertura Estrategias ex post:
- Extender los programas de pensiones no contributivas

Con todo, se debe reforzar el papel de la seguridad social como vehículo de integración social y de justicia distributiva, que tenga en cuenta las oportunidades diferenciales que encuentra cada sexo.

Sobre las propuestas presentadas por la Secretaria General de la OISS, se refirieron algunos diarios chilenos como Mercurio, Estrategia, entre otros.

Vídeo de la Presentación de la Secretaria General de la OISS, Gina Magnolia Riaño Barón