Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Perspectiva de OISS desde los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS

Los ODS fueron acordados por los 193 estados miembros de la Organización de Naciones Unidas, consta de 17 objetivos y 169 metas que reemplazaron los objetivos del Milenio, aquí se convoca a los países a implementar acciones con enfoque en las personas, el planeta, la prosperidad, la asociación y la paz.

En este sentido, la economía social se constituye en un actor de grandes aportes para la consecución del desarrollo sostenible, mediante la cual se permite la integración de la eficiencia empresarial con la solidaridad, la responsabilidad y la cohesión social.

En términos generales estos objetivos son un llamado a trabajar sobre causas fundamentales como la pobreza y lograr cambios positivos en beneficio de todas las personas y del planeta, abordando cuestiones que nos competen a todos.

La idea es que todos los gobiernos de los países integren a los ODS en sus planes y políticas nacionales de desarrollo, en colaboración con el sector privado, la sociedad civil y todos los ciudadanos, dando un nuevo enfoque a la comunidad internacional en torno a la “acción” para así alcanzar las metas planteadas a 2030.

Dentro de las estrategias enfocadas en la acción por parte de las organizaciones internacionales, se encuentra el apoyo a los gobiernos para la implementación de los pisos de protección social y los sistemas integrales de seguridad social, mediante dos estrategias: la primera es ayudar a los gobiernos a adoptar estrategias nacionales de protección mediante el intercambio y diálogo a nivel nacional y la segunda es el constante apoyo en la creación o reforma de los sistemas de protección social, mediante la creación de marcos legislativos adecuados que permitan desarrollar este tipo de políticas.

Por lo anterior, la implementación de la recomendación 202 de la OIT sobre los pisos de protección, se constituye en un instrumento contundente para lograr los objetivos de desarrollo sostenible ODS y para alcanzarlo se hace necesario asegurar la sostenibilidad financiera, fiscal y económica basándose en la capacidad contributiva de las personas para ampliar base de recaudación.

Estos pisos de protección son implementados mediante una estrategia bidimensional respecto de la extensión y cobertura de la Seguridad Social, así: una dimensión horizontal de cobertura, en lo que respecta a la cantidad de personas protegidas o cubiertas donde destaca la dificultades de los trabajadores informales, independientes, agrícolas, domésticos y familiares no remunerados y la otra, una dimensión vertical, de extensión de la cobertura, que trata de la cantidad de ramas de la seguridad social ofrecidas en cada país y la calidad de las prestaciones, en donde sí tienen los mínimos establecidos en el convenio 102 OIT y desde allí avanzar en busca de la mejora de cobertura, calidad y bienestar económico y social.

En este sentido, la idea es promover la generación de sistemas de protección para todos en el plano nacional, incluyendo los pisos de protección y que los sistemas de amparo sean “sistemas” integrales con los que se pueda incrementar la productividad invirtiendo en los trabajadores y en las nuevas generaciones que se constituyen en la fuerza laboral del mañana, de esta manera estaremos en el camino de una protección social es eficaz y la reducción de las desigualdades.

Finalmente y en concordancia con el carácter técnico y especializado de la OISS, se observa que la labor que desempeña la Organización en la búsqueda del bienestar económico y social de la comunidad iberoamericana, coincide y armoniza con las metas planteadas en los ODS en todo lo que concierne a la estrategia, las acciones que se han venido desarrollando y la seguridad social como derecho fundamental.